AGENDA 2030

España, todavía muy lejos de cumplir con los ODS

Un elemento esencial de la Agenda 2030 es el mecanismo de seguimiento y revisión a través de exámenes nacionales voluntarios ante el Foro Político de Alto Nivel que se celebra anualmente en Naciones Unidas en Nueva York. España se presentó el pasado 18 de julio a examen con el Plan de Acción para la Implementación de la Agenda 2030, elaborado por el Grupo de Alto Nivel para la Agenda 2030 del Gobierno de España y aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 29 de junio.

Un elemento esencial de la Agenda 2030 es el mecanismo de seguimiento y revisión a través de exámenes nacionales voluntarios ante el Foro Político de Alto Nivel que se celebra anualmente en Naciones Unidas en Nueva York. España se presentó el pasado 18 de julio a examen con el Plan de Acción para la Implementación de la Agenda 2030, elaborado por el Grupo de Alto Nivel para la Agenda 2030 del Gobierno de España y aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 29 de junio.

España llegó al examen voluntario sobre la Agenda 2030 de Naciones Unidas sin cumplir ninguno de sus diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos en septiembre de 2015.  En la cumbre de Nueva York, el Gobierno -de la mano de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell- presentó ante el Foro Político de Alto Nivel un informe en el que da cuenta de los compromisos, metodología y estado actual de los ODS en España.

En el documento se destacan los once “retos impostergables” detectados, entre otros, como los problemas que España debe superar para centrar el proyecto de país “en los problemas de las personas y del planeta”. Éstos son:

  1. Elevados niveles de desigualdad social (índice de Gini de renta: 0.35), de los mayores de la UE, los que, además, van en aumento (ODS 10).
  2. Elevados niveles de riesgo de pobreza o exclusión social, pues 12,9 millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social en España (el 27,9% de la población), con un especial impacto en la infancia (2,7 millones de niños/as viven en riesgo de pobreza) (ODS 1).
  3. Altos niveles de desempleo y, sobre todo, de desempleo juvenil (48,3% en 2015 para menores de 25 años) (ODS 8).
  4. Deplorables niveles de violencia de género, amplia brecha salarial entre mujeres y hombres (ODS 5) y carencias de provisión adecuada de servicios de cuidado asequibles y de calidad para hijos/as y otras personas a cargo, limitaciones que repercuten sobre todo en las mujeres.
  5. Escaso gasto social en comparación con los promedios de la UE (ODS 10).
  6. Escasa inversión en I+D (1,22% del PIB en 2014) (ODS 9).
  7. Elevados niveles de corrupción (ODS 16).
  8. Discriminación étnica/racial (ODS 16).
  9. Altos niveles de emisiones de gases de efecto invernadero (variación respecto a 1990: 13% de aumento en 2016) (ODS 13).
  10. Limitaciones en la gestión sostenible del agua (44% de masas de agua en estado “peor que bueno” en 2016) (ODS 6).
  11. Un esfuerzo de ayuda al desarrollo (AOD en 2015: 0,12% de la RNB) muy por debajo de la media de la UE (0,51% de la RNB) y del CAD (0,32%) (ODS 17).

 

 

Áreas prioritarias para las “políticas palanca”

Así, el Gobierno ha evaluado el estado actual de cada uno de los ODS y ha dado con las áreas prioritarias donde es preciso aplicar las denominadas “políticas palanca”. A saber: “aquellos programas o políticas con capacidad de acelerar el progreso de implementación de los ODS con rapidez, impulsar un desarrollo sostenible coherente y alcanzar un impacto más rápido y sostenido sobre aspectos clave para el progreso en el conjunto de la Agenda 2030. Una actuación transversal que rompa los silos tradicionales de la política sectorial”.

Estas áreas prioritarias son:

  • Prevención y lucha contra la pobreza, la desigualdad y la exclusión social
  • Igualdad de oportunidades: Plan estratégico
  • La Agenda Urbana Española
  • La economía circular
  • La Ley de Cambio Climático y Transición Energética (LCCYTC)
  • La investigación científica y técnica para los ODS (inversión en I+D+i para cumplir objetivos)
  • La economía social; estrategia 2017-2020
  • Plan de Gobierno abierto
  • Recuperar la cooperación española al servicio de los ODS.
  • Alinear la Agenda 2030 y el Plan Nacional de Reformas

 

Cohesión territorial

El documento repara asimismo en algunos aspectos que considera “condición esencial” para cumplir con los ODS. Es el caso, por ejemplo, de la cohesión territorial. En este punto se refiere concretamente a la desigualdad entre el ámbito urbano y el rural y aduce que, así como “ciertamente el futuro del desarrollo sostenible se juega en las ciudades, es igualmente cierto que no es posible alcanzar los ODS dejando atrás a las zonas rurales y a sus habitantes”.

“La desigualdad entre las persones que habitan las grandes urbes y aquellas que habitan en los territorios y comarcas eminentemente rurales nos demuestra que la migración urbano-rural no necesariamente conduce a ciudades más sostenibles ni a la mejora de la gestión sostenible de los recursos naturales –más bien al contrario”,señala.

Compromisos y metas

Aunque las estrategias y programas incluidos en el Plan de Acción diseñado para cumplir los ODS van encaminadas para alcanzar las metas fijadas en los mismos, España se ha puesto además sus propias metas, que en algunos casos van incluso más allá de la Agenda 2030.

Estas metas propias pasan por situar a los ODS “en el centro de la identidad de España en el mundo, en la política europea y multilateral” y así generar conciencia en la sociedad de manera que en 2020 el 100% de la ciudadanía española conozca la Agenda 2030 y esté sensibilizada sobre el alcance de las transformaciones que conlleva”.  Para ello, el texto asegura que “se alcanzará un Pacto por la comunicación de la Agenda 2030 entre todas las administraciones públicas y con los actores privados y de la sociedad civil”, se impulsará “decididamente” la acción cultural para la difusión y apropiación de la misma y se garantizará que en 2022 el 100 % del funcionariado la conozca y tenga a su disposición los mecanismos para abordarla.

En el caso de la educación, el Plan de Acción del Gobierno busca alcanzar la meta 4.7. en 2025, es decir, cinco años antes de 2030. Así, se espera que para esa fecha el 100% del alumnado en España adquiera los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, “mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible, entre otros medios”

Para ello, el informe sugiere presupuestar los ODS de forma que en 2020, se establezca la relación entre los ODS y las políticas de gasto y programas que los desarrollan, permitiendo el análisis de asignación de recursos con ODS. (Texto: ICS/Marta Montojo. Foto: AECID)

Please follow and like us: