RECICLAJE

Nuevos usos e I+D+i para aumentar la economía circular en neumáticos usados

En 2017, se pusieron en el mercado más de 90.000 toneladas de lo que en su día fueron neumáticos. El 63% de éstas son ahora granulado de caucho, aplicado en varios usos como el rellenado de césped artificial o las superficies de seguridad de los parques infantiles.  

En 2017, se pusieron en el mercado más de 90.000 toneladas de lo que en su día fueron neumáticos. El 63% de éstas son ahora granulado de caucho, aplicado en varios usos como el rellenado de césped artificial o las superficies de seguridad de los parques infantiles.

Así se recoge en la memoria de actividad de Signus, entidad sin ánimo de lucro que gestiona en España los neumáticos fuera de uso, y que en este informe anual plasma dónde fueron a parar los neumáticos recogidos por la entidad, una vez dejan de ser residuo y pasan a ser convertidos en recursos. Concretamente, un 43,1% del caucho granulado proveniente de neumáticos se emplearon en campos de fútbol, el 27,4% se exportó fuera del país, el 15% se aplicó en parques infantiles y el 11,5% se utilizó para fabricar piezas de caucho.

Mezclas bituminosas

Por otra parte, el informe señala que apenas un 1,6 % de caucho se destinó a la fabricación de mezclas bituminosas -para asfaltado de carreteras-, un aprovechamiento que se valora como “muy inferior al verdadero potencial que tiene la aplicación”.  Para fomentar la fabricación de mezclas bituminosas con polvo de caucho, Signus ha puesto en marcha varios proyectos de innovación en colaboración con las escuelas de ingeniería de caminos de la Politécnica de Madrid -en la elaboración de una guía que oriente al sector y lo anime a crear y a poner en obra estas mezclas- y de la Universidad de Granada (estudio comparativo de “la resistencia a la fisuración de mezclas bituminosas convencionales y modificadas con polvo de caucho”).

Acero y textil

Pero las ruedas de los vehículos no sólo se componen de caucho. El acero y los materiales textiles también se pueden reciclar y, de hecho, el 24,3% de las toneladas recuperadas de los neumáticos fuera de uso que se pusieron en el mercado en 2017 corresponden al acero, mientras que el textil representó el 12,7% del total.  Durante el proceso de granulación del neumático al final de su vida útil (NFVU), el acero se retira mediante separadores magnéticos y se recicla utilizándose como materia prima para la fabricación de acero por parte de las empresas siderúrgicas gracias a su alta calidad, explica Signus.

Por otro lado, la fracción textil se separa a través de mesas densimétricas o sistemas de aspiración. El destino principal es la valorización energética, al transformarlo en un combustible sólido recuperado en la industria cementera, aunque, detalla el informe, en 2017 “una pequeña cantidad de esta fracción textil se ha destinado a suelos ecuestres en sustitución de fibras de geotextil, utilizadas de forma convencional”.

I+D sobre los usos de los restos de neumáticos

Durante el 2017 Signus desarrolló varios proyectos de I+D enfocados en la construcción de carreteras con restos de NFVU. Uno de ellos fue el “diseño de mezclas semicalientes con caucho procedente del NFVU”, que llevó a cabo junto a la ETS de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid. Otro fue la “Recopilación de las obras de carreteras ejecutadas con polvo de NFVU y estudio de viabilidad económica”, redactado por el ingeniero de caminos D. Luis Alfonso de León Alonso.

La empresa también trabajó en otros proyectos de innovación en el uso de los restos de neumáticos, como son el “Estudio europeo sobre la evaluación de la exposición y los riesgos potenciales del uso de granulado de caucho procedente de NFVU en césped artificial”, a iniciativa de la Asociación Europea de Fabricantes de Neumáticos y Caucho (ETRMA), junto con la Plataforma de Fabricantes de Granulado de Caucho y con la colaboración de FoBiG, Eurofins y Labospor; o el “Estudio de  mercados de termoplásticos elastómeros. Posibles usos del NFVU en su constitución”, junto al Centro Tecnológico Leartiker.

En paralelo, gracias al Laboratorio de Acústica co-gestionado por Tecnalia y al Laboratorio de Control de Calidad de la Universidad del País Vasco, Signus investigó la utilización de materiales del NFVU en pantallas acústicas.

 

Please follow and like us: