Ranking

Londres y Nueva York, las ciudades del mundo que mejor afrontan los retos globales

Londres, Nueva York, Amsterdam, París, Reikiavik, Tokio, Singapur, Copenhague, Berlín y Viena. Son las diez urbes que encabezan el Índice Ciudades en Movimiento (ICIM) de 2018, un ranking que elabora anualmente el IESE Business School de la Universidad de Navarra para evaluar el estado de las urbes del mundo y su iniciativa para hacer frente a los desafíos presentes y futuros.

La idea es que los gobiernos locales tomen ejemplo de las buenas prácticas de las urbes que están destacando en este sentido, que huyan por fin de la visión cortoplacista y adopten en su lugar una visión a largo plazo y global.

“Hoy más que nunca, las ciudades necesitan desarrollar un proceso de planificación estratégica, puesto que solo así podrán plantearse vías de innovación y priorizar los aspectos más importantes para su futuro”, recalcan los autores del informe. Frente a la creciente urbanización del mundo, que califican como “uno de los retos más importantes del siglo XXI” por los efectos sobre la economía y la demografía, las divisiones sociales y los impactos medioambientales, “la urbe ofrece un ámbito de actuación mucho más acotado que permite trabajar más directamente en beneficio de la gente”, señalan.

El examen, cuyos resultados se pueden ver también en forma de mapa interactivo, utiliza un modelo de agregación ponderada de indicadores parciales que representan cada una de las nueve dimensiones que componen el ICIM: economía, cohesión social, proyección internacional, movilidad, planificación urbana, medio ambiente, gobernanza y tecnología.

El ranking

 A la cabeza de la lista se sitúan urbes, en su mayoría occidentales, de distintos tamaños de población: desde ciudades pequeñas, inferiores a los 600.000 habitantes (como Reikiavik, en quinta posición), a megaciudades (como París, en cuarta posición, cuya población metropolitana supera hoy las 12 millones de personas).

Sin embargo, se dan casos como el de la ciudad de Londres, cuya valoración total la sitúa un año más en el primer puesto del ranking —de 112 municipios— mientras que en aspectos como el medio ambiente está en el puesto 34 (un rendimiento relativamente alto, pero no el más alto) y en cohesión social está en el 45.

En la dimensión medioambiental —que atiende a indicadores como las  emisiones de CO2 y de contaminantes atmosféricos, así como el clima con el que contará en el futuro la ciudad—  hay un liderazgo claro de las ciudades de países nórdicos europeos (Reikiavik, Copenhague, Estocolmo, Oslo). También las Wellington y Auckland (Nueva Zelanda), las asiáticas Tokio y Singapur y las latinoamercianas Montevideo (Uruguay) y Asunción (Paraguay) se cuelan en este top 10.

Respecto a la planificación urbana, las norteamericanas se llevan las mejores puntuaciones, sobre todo las canadienses (Toronto, Vancouver, Ottawa y Montreal) y las estadounidenses Nueva York, Chicago y Washington. Las diez primeras urbes en esta categoría también incluyen a Kiev, Hong Kong y Londres.

En el top 10 de movilidad están las asiáticas Shangái, Pekín, Taipéi, así como Londres, París, Berlín, Viena, Múnich, Madrid y Nueva York.

Ciudades españolas

Madrid, que está entre las mejores 25 ciudades (en el puesto 24 del índice global), puntúa especialmente bien en materia de proyección internacional y en movilidad urbana mientras que, como Londres, necesita mejorar en cohesión social y, sobre todo, en medio ambiente.

Barcelona está tan sólo cuatro puestos por debajo de la capital española, con peor nota que Madrid en general (sobre todo en cohesión social) pero con mejores resultados en ámbitos como la gobernanza, la planificación urbana, la tecnología y la proyección internacional.

Aunque sólo Madrid y Barcelona figuran entre las 50 primeras ciudades del índice global, Málaga logra el puesto número 5 de entre las ciudades pequeñas (entre 600.000 habitantes y 1 millón). Otras localidades españolas que también han sido evaluadas por el IESE son A Coruña, Bilbao, Zaragoza, Valencia, Palma de Mallorca, Murcia y Sevilla.

Liderazgo por regiones geográficas

En general, el informe muestra la desigualdad global en cuanto al desarrollo urbano sostenible de cada región geográfica. Más de la mitad (54%) de las ciudades con rendimiento alto son de Europa occidental, mientras que un 25% de éstas mejor valoradas son urbes de América del Norte y un 9% son de Australia y Nueva Zelanda.

Al final de la lista, con la peor puntuación en general, se encuentran ciudades como Rabat (Marruecos), Calcuta (India), Duala (Camerún), Lagos (Nigeria), Caracas (Venezuela), Lahore (Pakistán) y Karachi (Pakistán). En Europa occidental, llevan la delantera Londres, Ámsterdam, París, Reikiavik y Copenhague; y en Europa del este, Praga, Tallin, Varsovia, Bratislava y Budapest. Las latinoamericanas no logran en general rendimientos muy altos, pero las que mejor lo están haciendo de acuerdo con este índice son Santiago, Buenos Aires, Montevideo, San José y Panamá. En la región Asia-Pacífico las mejor puntuadas son Tokio, Singapur, Hong Kong, Seúl y Taipéi, mientras que en Oriente Medio destacan Tel Aviv, Dubái, Jerusalén, Doha y Abu Dabi. Por último, en África, las ciudades con mejor nota son Casablanca, Túnez, Ciudad del Cabo, Nairobi y El Cairo (texto: Marta Montojo).

Please follow and like us: