Transitando Transitando

RENATURALIZACIÓN

Evaluación de la infraestructura verde de Madrid: hacia una mejora de la resiliencia socio-ecológica

Presentamos en esta entrada el avance de los tres primeros meses del proyecto de investigación «Evaluación de la infraestructura verde de Madrid: hacia una mejora de las políticas municipales para la resiliencia socio-ecológica», que estamos desarrollando para el Ayuntamiento de Madrid, en el marco de la convocatoria de Proyectos de Investigación en Materia de Ciudadanía Global y Cooperación Internacional para el Desarrollo 2018.

 

La infraestructura verde es una red de áreas naturales y seminaturales planificada de forma estratégica, diseñada y gestionada para proveer un amplio rango de servicios ecosistémicos necesarios para el bienestar humano. En las ciudades, la infraestructura verde urbana es especialmente relevante porque sus árboles dan sombra y refrescan el ambiente, la vegetación de ribera previene inundaciones, las plantas capturan CO2 y otros contaminantes atmosféricos (servicios de regulación). Pero también son parques donde la gente va a pasear, a hacer actividades deportivas, a descansar o a encontrarse con otras personas (servicios culturales). Por tanto, la infraestructura verde urbana es una pieza clave para la resiliencia socio-ecológica de la ciudad. Los ayuntamientos son los principales responsables de la mejora y mantenimiento de esta infraestructura verde urbana, que debe ser gestionada para maximizar la provisión de servicios ecosistémicos y mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.

Con el proyecto Evaluación de la infraestructura verde de Madrid: hacia una mejora de las políticas municipales para la resiliencia socio-ecológica, conoceremos cómo las políticas y actuaciones del Ayuntamiento de Madrid en los últimos años se han encaminado a mejorar la infraestructura verde en el municipio y de qué manera influyen en la resiliencia socio-ecológica de la ciudad.

En estos tres primeros meses de proyecto hemos llevado a cabo una revisión documental para identificar esas políticas y estamos realizando entrevistas a sus responsables para conocer su grado de ejecución y otros detalles. Como cabía esperar, es el área de Medio Ambiente y Movilidad donde se enmarcan la mayoría de las acciones relacionadas con la infraestructura verde. El Plan de Infraestructura Verde y Biodiversidad de la Dirección General de Gestión del Agua y Zonas Verdes, aprobado el año pasado tras un amplio proceso participativo en el que han estado involucrados ciudadanía, organismos públicos, asociaciones profesionales del sector, universidades y organizaciones ecologistas entre otros, es el documento marco que sirve de guía para la gestión de la infraestructura verde de toda la ciudad. Otro referente es el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático de la Subdirección General de Energía y Cambio Climático. Entre todas las medidas que plantea para disminuir la contaminación atmosférica y las emisiones de CO2, se encuentra el programa Madrid + Natural, cuyo objetivo es potenciar la adaptación al cambio climático a través de soluciones basadas en la naturaleza y plantea acciones a tres niveles: edificio, barrio y ciudad. La renaturalización del río Manzanares en su tramo urbano, que gran repercusión ha tenido en los medios de comunicación, es la actuación propuesta para la escala de ciudad. En próximas entradas hablaremos más detenidamente de esta actuación porque en la segunda fase de nuestro proyecto evaluaremos su impacto en los servicios de regulación y culturales de la ciudad.

 

 

La infraestructura verde urbana también aparece en políticas de otras áreas municipales. Por ejemplo, en el área de Desarrollo Urbano Sostenible hemos identificado el Plan Madrid Regenera, que recoge entre sus medidas la renaturalización de barrios o la creación de itinerarios habitables con el doble objetivo de conseguir una ciudad paseable y combatir la isla de calor urbana a través de la vegetación. A una escala menor, también destacamos el Plan de Calidad del Paisaje Urbano y el Plan Madrid Ciudad de los Cuidados, ambos contemplan actuaciones en el espacio público y las zonas verdes para promover el sentimiento de comunidad, la seguridad y la salud ambiental, o el proyecto MICOS, que se centra en la mejora de los patios escolares. También es interesante destacarla Estrategia de Alimentación Sostenible para la Ciudad de Madrid, también conocida como Plan Madrid Alimenta, que incluye entre sus actuaciones la Red Municipal de Huertos Urbanos Comunitarios, la Red de Huertos Escolares Sostenibles o la recuperación de usos agropecuarios en la Quinta de Torre Arias en el distrito de San Blas – Canillejas.

En definitiva, en estos últimos años el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha diversas políticas y actuaciones que han mejorado la infraestructura verde de la ciudad, algunas de ellas con gran repercusión mediática, como la renaturalización del río Manzanares. Además, para la gran mayoría de iniciativas se está trabajando de forma coordinada entre diferentes áreas municipales. El siguiente paso será evaluar el impacto de todas estas políticas sobre la resiliencia socio-ecológica de la ciudad. Para eso estamos definiendo un sistema de indicadores que pueda servir como herramienta de seguimiento de la ejecución de las actuaciones previstas pero también de diseño de futuros programas y actuaciones.

Please follow and like us: