urbanamérica urbanamérica

ONU HABITAT

Implementación de la Nueva Agenda Urbana en Latinoamérica

Elkin Velásques, director regional de ONU Habitat para América Latina y el Caribe, explica en este artículo  qué pasos se están dando en esta región del mundo para implantar la Nueva Agenda Urbana, aprobada en Quito en 2016 durante la celebración de la conferencia HABITAT III (texto publicado en el número 35 de Ciudad Sostenible).  

En 2016 se promulgó en la reunión de HABITAT III en Quito, Ecuador, la Nueva Agenda Urbana. Este documento de referencia es un marco para la acción. Esta acción ha comenzado y hay importantes avances en América Latina y el Caribe. También queda un gran trabajo por hacer para ir a escala en el número de iniciativas y acciones que permiten materializar su potencial. Un primer punto a rescatar es que la región «picó en punta» y fue la primera a nivel global en dotarse de un Plan de Acción Regional para la implementación de la Nueva Agenda Urbana. En efecto, MINURVI (la Asamblea Regional de Ministros de Desarrollo Urbano y Vivienda) solicitaron a agencias de la ONU (ONU-Habitat y CEPAL) liderar un proceso para su configuración. Con más de 200 expertos participando, el plan fue lanzado inicialmente en 2017 y validado durante el Foro Urbano Mundial de Kuala Lumpur, Malasia, al inicio de 2018.

Además, el Caribe tomó la iniciativa para realizar un plan sub-regional y más recientemente Centro América ha anunciado que va por el mismo camino. En este marco, varios países han emprendido Políticas Nacionales Urbanas de Nueva Generación (por ejemplo, Argentina y Bolivia), revisiones de sus marcos legales urbanos (México y Ecuador), fortalecimiento del marco de planificación urbana y territorial (Costa Rica y Cuba) y adaptaciones del marco de inversiones en el territorio (Costa Rica, El Salvador y República Dominicana, apoyados por el Banco Centroamericano de Integración Económica). Y una cantidad importante de ciudades han avanzado en la elaboración de planes explícitos para aplicar la nueva agenda urbana a nivel local (por ejemplo, Zapopan, Querétaro, Mérida, San Salvador, San José, Santo Domingo, Bucaramanga, Cuenca, etc.).

Se cuentan además iniciativas tendientes a consolidar el proceso de implementación: Ecosistema de Fondos para el Desarrollo Urbano Sostenible (Mercociudades), Plataforma Urbana y de las Ciudades para monitorear la implementación (CEPAL, ONU Habitat, MINURVI), diálogo regional sobre Nueva Agenda Urbana y accesibilidad universal (colectivo World Enabled, GAATES), y plataforma de jóvenes por la Nueva Agenda Urbana (Techo et al), entre otras. En suma, la Nueva Agenda Urbana ya ha generado una dinámica nueva en la región y en general se conectada a la Agenda 2030.

Por ello, no pocos han adoptado la idea de utilizar la NAU como un acelerador de los ODS en las ciudades. Esta perspectiva no solo es innovadora, sino también eficiente en la medida en que las ciudades podrán obtener resultados en la aplicación de ambas agendas globales y orientar mejor tanto su desarrollo y como la inversión pública. Innovación para evitar «las trampas» Ahora bien, todo esto debe ser consolida-do y desarrollado exponencialmente si se quiere tener efecto y resultados a escala en la transformación real de ciudades y barrios. No hay que olvidar que América Latina sigue presentando niveles inaceptables de desigualdad que afectan el desarrollo sostenible de sus cerca de 18.000 municipios.

El reto sigue siendo ir a escala, involucrar a todos los actores de la sociedad y poder financiar una diversidad de programas, iniciativas y operaciones de laUn nuevo marco de trabajo propuesto por CEPAL, Unión Europea y OCDE ha aparecido para relanzar las modalidades de cooperación internacional con economías en transición latinoamericanas que presentan estas patologías. La perspectiva de la implementación de la Nueva Agenda Urbana aparece como una que puede ayudar a acelerar la adaptación de la región a su nueva realidad de renta media al tiempo que se impulsa la innovación urbana.

Al día de hoy también cabe decir que esto podrá funcionar en la medida en que se proyecte para ser construido con y apropiado por la ciudadanía. Esto es condición sine qua non. Y como todo cambia, también es necesario que la Nueva Agenda Urbana se pueda adaptar para absorber la nueva ola migratoria regional producto de las crisis políticas de última generación en algunos países. Queda también por esperar que la vida en las ciudades no se vea afectada por los nuevos tiempos políticos de la región que parecen querer revivir viejos autoritarismos superados 30-40 años atrás.

Elkin Velásquez Monsalve, director regional ONU Habitat América Latina y el Caribe

Please follow and like us:

agenda urbana

CGLU detecta las prioridades urbanas para 2019

Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) celebró el pasado mes de noviembre su Consejo Mundial 2018 en la ciudad de Madrid, haciéndolo coincidir con la segunda edición del Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz. Este es un breve resumen sobre lo más destacado de la reunión, a la que asistieron varias decenas de ciudades del mundo.

El Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas, que tuvo lugar en Madrid, fue un lugar de encuentro para los líderes locales, las organizaciones y redes internacionales, el mundo académico, las ONG y la sociedad civil. Su objetivo fue abrir un proceso conjunto de debate, reflexión y construcción de soluciones comunes que favorezcan entornos urbanos capaces de eliminar todas las expresiones de violencia. Los debates de Madrid crearon una oportunidad única para destacar los esfuerzos exitosos de los miembros de CGLU para lograr las agendas globales y consolidar el mensaje de paz y coexistencia a nivel internacional.

El Consejo Mundial de CGLU dio comienzo el domingo 4 de noviembre con una reunión de los Secretarios Generales de CGLU para revisar el programa de trabajo de la red en su conjunto e identificar prioridades y sinergias para la acción hacia 2019. El lunes 5 de noviembre -primer día del Consejo Mundial- estuvo marcado por sesiones de trabajo preparatorias. Se celebró una reunión de la Comisión de Desarrollo Económico y Social Local para definir las principales actividades de la Comisión para 2019. La Comunidad de Práctica de Finanzas Locales se reunió por primera vez y bajo la presidencia de Parks Tau, Presidente de CGLU, para definir el plan de acción de su contribución a la estrategia de CGLU sobre Finanzas Locales. Por su parte, David Jackson, Director de Finanzas para el Desarrollo Local del FNUDC, se centró en el Fondo de Inversión Municipal para contribuir a la financiación de proyectos de inversión municipales innovadores. Emilia Saiz, Secretaria General de CGLU, y Jean-François Habeau, Director Ejecutivo de FMDV, concluyeron la sesión y establecieron los siguientes pasos de la Comunidad de Práctica.

El día prosiguió con una reunión para avanzar en la Estrategia de Género del Grupo de Coordinación de las Naciones Unidas para el Liderazgo de Género y el Plan de Trabajo del Comité Permanente de Igualdad de Género hacia el Congreso de 2019. De forma paralela se celebró una reunión de Metropolis para debatir las prioridades de la sección metropolitana. También se celebraron reuniones del Comité de Gestión Financiera y del Comité de Asuntos Estatutarios durante el mismo día.

La jornada concluyó con la Ceremonia de Apertura de la segunda edición del Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, fue la anfitriona del Foro en el que Parks Tau, presidente de CGLU y los miembros de la presidencia de CGLU, Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, y Carlos Martínez, alcalde de Soria y en representación de la Federación Española de Municipios y Provincias, intervinieron en la reunión para abordar los retos a los que se enfrentan los gobiernos locales y regionales en los temas de construcción de la paz y la convivencia.

«La violencia no es un instrumento útil para resolver los conflictos. No somos conscientes que el ser humano no sólo se educa en lo formal: tenemos que abordar la necesidad de que haya una educación sentimental, construir la sensibilidad que haga imposible que los conflictos resulten en violencia» Manuela Carmena, Alcaldesa de Madrid

«La paz, por supuesto, no debe entenderse no sólo como «seguridad». La paz se basa en la rendición de cuentas, la confianza, la atención y la comprensión. Se trata de tolerancia, inclusión e integración. Todas estas son cuestiones en las que los gobiernos locales tienen un papel muy importante que desempeñar«. Parks Tau, Presidente de CGLU.

Parks Tau, Presidente de CGLU presidió la sesión de trabajo del Bureau Ejecutivo junto con los Copresidentes y Copresidenta, Mauricio Rodas, Alcalde de Quito, Ada Colau, Alcaldesa de Barcelona, Roland Ries, Alcalde de Estrasburgo, así como Carlos Martínez, Alcalde de Soria y Vicepresidente de CGLU por Europa y Berry Vrbanovic, Alcalde de Kitchener y Tesorero de CGLU.

“El desarrollo urbano tiene que estar encaminado al pleno desarrollo de todos y cada uno de sus habitantes”. Con esta palabras inauguró el Bureau Ejecutivo la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, haciendo un llamamiento a los miembros de CGLU para luchar codo con codo contra las violencias que las aquejan.

Los miembros del Buró Ejecutivo debatieron diversos temas como la Agenda de las Ciudades Intermedias, así como la dimensión local del Pacto Mundial sobre las Migraciones. Los miembros destacaron la necesidad de desarrollar una Agenda de Paz basada en la diplomacia local y analizaron la Estrategia de CGLU sobre la localización de la financiación municipal para una urbanización sostenible.

El Buró Ejecutivo de CGLU animó a los miembros a unirse a la Declaración Ciudades por la Vivienda Adecuada y definió los siguientes pasos para la llamada a la acción. La localización del Marco de Sendai y la agenda sobre clima también fueron temas que se debatieron durante el período de sesiones. Para concluir, las secciones regionales de CGLU compartieron sus actividades clave del año y presentaron sus prioridades para 2019.

Tras la sesión institucional, se celebró un debate político sobre el estado de la descentralización y la democracia local en todo el mundo. Los panelistas que participaron en el debate fueron Emilia Saiz, Secretaria General de CGLU como moderadora de la sesión, Clare Short, Presidenta de la Junta Directiva de Cities Alliance, Sibel Uyar, Alcaldesa de Urla, Rocío Molina, Consejera de Cochabamba, Tri Rishmani, Alcaldesa de Surabaya y Presidenta de UCLG ASPAC, y Alison Evison, Presidenta de la asociación escocesa COSLA. El debate tuvo como objetivo apoyar el desarrollo de las prioridades de la Organización Mundial hacia el Congreso Mundial de 2019 y mostrar el desafío de los gobiernos locales para cumplir con las necesidades de las comunidades.

El segundo día concluyó con la Sesión de trabajo del Consejo Mundial de CGLU presidida por Roland Ries, Alcalde de Estrasburgo y Copresidente de CGLU y el Tesorero de CGLU, Berry Vrbanovic. Los miembros del Consejo Mundial analizaron el Plan de Trabajo de 2019 y la estrategia de incidencia hacia 2019. El Consejo Mundial también adoptó los principales resultados y próximos pasos del Informe Global sobre Democracia Local y Descentralización (Informe GOLD V) y la Agenda de Aprendizaje de CGLU. El Concejal Adrien Pieters de eThekwini-Durban, ciudad anfitrióna del Congreso Mundial de CGLU 2019, presentó su perspectiva sobre este evento clave y Parks Tau, Presidente de CGLU, animó a los miembros del Consejo Mundial a participar en esta reunión trienal. Para concluir, el Consejo Mundial nombró a Uğur İbrahim Altay, Alcalde de Konya como Copresidente de CGLU.

El tercer día del Consejo Mundial de CGLU y del Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas fue el escenario de los debates políticos sobre paz, transición ecológica, derecho a la ciudad y la localización de los ODS, organizados por los Consejos Políticos de CGLU. La Conferencia Iberoamericana tuvo lugar en paralelo a estas reuniones.

El Consejo Político sobre Resiliencia acogió el debate político sobre el liderazgo local de la transición ecológica, estrechamente vinculado a las políticas de resiliencia. El debate estuvo presidido por el Copresidente Roland Ries, alcalde de Estrasburgo, y Fatimetou Mint Abdel Malick, presidenta del Consejo Regional de Nouakchott. El panel también contó con Bev Esslinger, concejala de Edmonton; Inés Sabanés, concejala de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, y la ex ministra de Medio Ambiente de Francia, Corinne Lepage. La sesión se centró en las oportunidades y posibles respuestas a las crisis emergentes en las zonas urbanas para lograr territorios inclusivos, seguros, resistentes y sostenibles.

El debate político sobre Diplomacia de las Ciudades y paz fue organizado por el Consejo Político de Oportunidades para Todos. Los debates se centraron en la promoción de la paz a nivel local. Jan Van Zanen, Alcalde de Utrecht y Presidente de la Asociación de Municipios Holandeses (VNG), y Juan Mari Aburto, Alcalde de Bilbao, copresidentes del Consejo Político, moderaron la conversación. Además, Mahmut Sami Sahin, teniente de alcalde de Konya, y Vicente Lopanzi, Consejo Jurídico de la Ciudad de México, formaron parte de la mesa redonda.

Paralelamente, se celebró la primera reunión de la Comunidad de Práctica sobre Vivienda de CGLU, en la que los participantes trazaron una hoja de ruta para transformar el contenido de la Declaración de Ciudades por la Vivienda en acción conjunta y promover el Derecho a la Vivienda a nivel local, nacional e internacional.

Posteriormente, Carola Gunnarsson, alcaldesa de Sala, presidió el debate organizado por el Consejo Político sobre Derecho a la Ciudad. Entre los ponentes se encontraban Marta Higueras, primera teniente alcalde de Madrid; Jill Helke, directora de Cooperación Internacional de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM); Omar Heijra, alcalde de Oujda; Nkosengle Madlada, concejal del municipio de eThekwini-Durban, y Mohamed Saadie, presidente de la Unión de Municipios de Dannieh y copresidente de CGLU-MEWA. Los panelistas abordaron los retos y oportunidades en materia de migraciones, y subrayaron el papel clave que juegan los gobiernos locales y regionales en la gobernanza de la migración.

La jornada concluyó con los intercambios del debate organizado por el Consejo Político de Gobernanza Territorial y Multinivel, que se centró en la dimensión territorial de la localización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El debate fue presidido por Mónica Fein, intendenta de Rosario y vicepresidenta de CGLU para América Latina. Participaron en el debate Gustavo Baroja, Presidente de la Asociación de Gobiernos Provinciales Autónomos del Ecuador (CONGOPE); Hassan Fateh, Gobernador, Director de Patrimonio y Dirección General de Gobiernos Locales de Marruecos; Hassan Hmani, teniente alcalde de Nanterre, Presidente del Foro de Ciudades Periféricas de CGLU; Ahmad Kamareddine, alcalde de Trípoli, Presidente de la Región Urbana de Fayhaa y miembro del Comité de Alcaldes del Líbano; Patrick Keuleers, Director de Gobernanza y Paz del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, y Mohamed Sefiani, Alcalde de Chefchaouen y Presidente del Foro de Ciudades Intermedias de CGLU.

Paralelamente a estos encuentros, el XI Foro Iberoamericano analizó en profundidad el importante y necesario papel de los gobiernos locales en la promoción de la mejora de las condiciones de vida de la ciudadanía, el Derecho a la Ciudad y las iniciativas encaminadas a hacer de las ciudades escenarios de paz, igualdad e inclusión.

La segunda edición del Foro Mundial sobre Violencia Urbana y Educación para la Convivencia y la Paz concluyó el jueves 8 de noviembre con un panel de mujeres. Mujeres líderes de todo el mundo se reunieron con representantes de la sociedad civil y del mundo académico para abordar la violencia urbana en todas sus formas.

Las sesiones organizadas en el marco del Foro contaron con la participación de numerosos miembros de CGLU que compartieron las experiencias y realidades de sus ciudades, defendiendo la visión del alcalde Carmena de que los gobiernos locales pueden enseñar a resolver conflictos y violencia (fuente: CGLU)

Please follow and like us:

América Latina

Cómo abordar el reto de la integración en las ciudades en crecimiento

Más de la mitad de la población mundial vive actualmente en entornos urbanos (el 54% de acuerdo con los datos que maneja la ONU) y se calcula que en las próximas décadas esta cifra ascenderá hasta alcanzar los dos tercios de la población global que residan en ciudades.

 

Hoy, en América Latina, las ciudades alojan a más del 80% de la población total, una población en aumento a medida que se producen más migraciones. A finales de 2015, se estimaba que había 63 millones de migrantes internacionales viviendo en países de América.

Y es que el cambio climático y sus efectos no es el único gran reto que deberán afrontar las ciudades del siglo XXI. El crecimiento demográfico ejercerá cada vez mayor presión sobre los recursos naturales, que en su mayoría ya son escasos y limitados. Así, la creciente competencia por satisfacer las necesidades y acceder a las oportunidades y servicios supondrá un desafío para las entidades locales, que deberán saber aplicar las políticas públicas adecuadas para garantizar la igualdad entre sus habitantes. Y ello pasará necesariamente por atender, acoger e integrar a los migrantes y solicitantes de asilo de la mejora manera posible.

En este contexto, el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (CIPDH) de la UNESCO ha creado una suerte de guía para apoyar a las ciudades de Latinoamérica y del Caribe en el diseño e implementación de políticas públicas locales en materia de movilidad humana internacional, “desde un enfoque de derechos y en línea con la Agenda 2030 de Naciones Unidas”.

Migraciones y ciudades

La población migrante y refugiada tiende a instalarse en ciudades, transformando los espacios urbanos en multiétnicos y multiculturales, “lo que trae aparejado el desafío de gestionar políticas inclusivas de la diversidad en clave de interculturalidad”, asevera la ONU.

Este organismo calcula que entre el 2000 y 2015, el número de migrantes internacionales en todo el mundo creció un 41%. Mientras que en 2015 hubo cerca de 244 millones migraciones, en 2000 este número era de 173 millones. En América Latina y el Caribe hay alrededor de 9 millones de migrantes internacionales, que realizan contribuciones a sus países de origen y a los países de destino.

Ante este nuevo paradigma, resulta urgente garantizar que las migraciones se produzcan de forma segura y ordenada -pues los trayectos de las personas migrantes  son a menudo especialmente peligrosos- así como que en los países o ciudades de acogida se ofrezca un trato humanitario e integrador para los recién llegados.

“Sólo entre enero de 2014 y noviembre de 2017 se documentaron más de 22.300 muertes de migrantes en todo el mundo”, precisa el CIPDH, e incide sobre todo en la necesidad de proteger a los niños y niñas, al encontrarse éstos en situación de todavía mayor vulnerabilidad al emprender el viaje: “El riesgo de contrabando, tráfico u otras formas de abuso es mayor, especialmente cuando viajan sin acompañantes”.

 

La guía

El documento propone llevar a cabo acciones concretas previamente implementadas que se podrían aplicar en las ciudades latinoamericanas, como, por ejemplo, garantizar el acceso de migrantes, solicitantes de asilo y refugiados a los procesos de formulación de políticas públicas, tal como lo hizo la ciudad brasileña de San Pablo a través de la Conferencia Municipal y participación social, o la irlandesa Dublín, con su campaña para el voto migrante.

Asimismo, sugiere crear una institución específica para la atención, recepción e integración de migrantes y solicitantes de asilo, poner en marcha campañas de sensibilización entre la población, y complementar los planes de estudio de las escuelas y profesorados con contenidos de educación intercultural, entre muchas otras propuestas.

Desde el ejemplo de ciudades variadas como Berlín, Ciudad de México, Barcelona, Santiago de Chile, la ciudad estadounidense de New Haven, Zúrich o Bilbao, la guía explica el proceso que cada una de las diferentes entidades locales siguió para lograr sus objetivos en el ámbito de la movilidad humana internacional, así como cuál fue su estrategia y qué resultados obtuvieron.

De esta forma, el CIPDH proporciona a los gobiernos locales de América Latina y el Caribe una herramienta para que cada uno, en función de su situación y necesidades propias, de respuesta a los nuevos desafíos que nos acucian, al tiempo que avanzan hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas (Texto: Marta Montojo. Foto: DepositPhoto/Ciudad de Sao Paulo).

Please follow and like us: