AGENDA 2030

Ningún país de la UE va camino de cumplir el ODS11

Los ciudades europeas se esfuerzan por ser respetuosas con el medio ambiente, pero todavía ningún país de la UE está en la senda adecuada para cumplir con el ODS 11, el objetivo de la Agenda 2030 de Naciones Unidas que aspira a transformar las urbes para hacerlas seguras, inclusivas, sostenibles y resilientes.

 

Texto: Marta Montojo

 

Así lo ha revelado un análisis reciente que la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible (SDSN, por sus siglas en inglés) ha elaborado junto con el IEEP, el Instituto de Política Medioambiental Europea. El documento evalúa los progresos de los Estados miembro de la Unión Europea en cuanto al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y concluye que, aunque los 10 países que a nivel mundial están más cerca de lograr estos objetivos son europeos, de momento no parece que ningún estado miembro de la UE los alcance a tiempo.

Los resultados sobre el ODS11, en concreto, reflejan que ni un solo país ha cumplido con este objetivo (de ser así, se marcaría con el color verde, según el semáforo de colores que emplean habitualmente los informes sobre la Agenda 2030), si bien es cierto que la tendencia, en el caso de todos los países, es positiva.

Se reconocen sobre todo los esfuerzos de estados como Austria, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Lituania, Luxemburgo, Holanda, Suecia y Reino Unido. Aun así, su calificación es amarilla, lo que indica que todavía se encuentran con algunos desafíos que les impiden llegar a la meta.

España, puntuada con el color naranja, también muestra signos de mejora, pero sus municipios afrontan aún “desafíos significativos”. Mientras que progresan en cuanto a la satisfacción con el transporte público y de acceso a agua potable, van a peor en lo que respecta al porcentaje de personas que viven en hogares con malas condiciones (techos con goteras, paredes húmedas o marcos de ventanas con podredumbres, por ejemplo) y a la contaminación atmosférica.

En cuanto a este último punto, un reciente estudio sobre la polución del aire publicado en la revista ‘The New England Journal of Medicine desveló que 12 ciudades españolas — Barcelona, Valencia, Sevilla, Albacete, Toledo, Valladolid, Bilbao, Huesca, Madrid, Oviedo, Palma de Mallorca y San Sebastián— rebasan a día de hoy los niveles límite de PM2,5 (pequeñas partículas en suspensión) que recomienda la Organización Mundial de la Salud (10 microgramos por metro cúbico).

Más allá de cómo los países están cumpliendo con el ODS11, el informe de la SDSN recuerda cómo están cumpliendo las ciudades el conjunto de 17 ODS que abarca la Agenda 2030. Las urbes juegan un papel crucial en la sostenibilidad general del planeta, recalcan, y es por eso que también se les atribuye cierta responsabilidad para abordar las 169 metas fijadas en septiembre de 2015 en el marco de estos objetivos.

Así, a partir de los datos que ya se publicaron en mayo de 2019, el informe recuerda que, entre las capitales de Europa y grandes áreas metropolitanas del continente, las nórdicas Oslo, Estocolmo y Helsinki son las que están más cerca de cumplir los ODS.

En general, las ciudades de Europa obtienen buena nota en los ODS 3 (Salud y bienestar), 6 (Agua limpia y saneamiento), 8 (Trabajo decente y crecimiento económico) y 9 (Industria, innovación e infraestructuras). Por el contrario, fallan especialmente en el 12 (Consumo y producción responsables), en el 13 (Acción por el clima) y en el 15 (Vida  de ecosistemas terrestres). “Además, el acceso a una vivienda asequible y de calidad es un problema persistente en la mayoría de ciudades europeas”, vuelven a subrayar los autores del informe.

A su juicio, la estrategia que la UE debe seguir para acelerar el paso tendrá que incluir tres componentes principales. “En primer lugar, la UE debe abordar algunos retos de aplicación de ODS a nivel nacional, en particular mediante la aplicación del Acuerdo Verde Europeo para la descarbonización de la energía, la economía circular y el uso sostenible de la tierra y los sistemas alimentarios, invirtiendo en educación y promoviendo la innovación, y aprovechando el potencial de las tecnologías digitales para el desarrollo sostenible de Europa”, aseveran.

Please follow and like us: