La revista para la sostenibilidad urbana y el cambio global
jornada AEDAS enero 2021

Jornada/ ¿Es el momento para la vivienda industrializada?

La promotora de viviendas nuevas AEDAS Homes y la Asociación Sostenibilidad y Arquitectura (ASA), con el apoyo de nuestra revista Ciudad Sostenible como media partner, organizaron el 28 de enero la jornada online “Vivienda industrializada y sostenible”, con la participación de distintos ponentes expertos que aportaron su visión sobre el tema.

La conclusión principal del debate fue que la construcción industrializada en España está viviendo unas circunstancias muy propicias para su despegue, circunstancias que se podrían calificar de auténtica ‘tormenta perfecta’. Lo cierto es que nunca antes habían coincidido tantos aspectos favorables al mismo tiempo: la necesidad del sector de la construcción de realizar un cambio de paradigma para mejorar su propia situación; la obligación de dar respuesta al cambio climático y a las exigencias de reducción de emisiones; la irrupción de la economía circular; el reto de la Agenda 2030 con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y el compromiso de la Unión Europea para lograr una economía neutra en carbono en 2050 a través de su Pacto Verde.

La construcción más sostenible

Todos estos y otros elementos que definen una gran oportunidad para la industrialización en este ámbito fueron puestos de relieve por los participantes en el debate: José María G. Romojaro, director de Arquitectura y Sostenibilidad de AEDAS Homes; Miguel Ángel Díaz Camacho, presidente de la Asociación Sostenibilidad y Arquitectura (ASA); Eva Chacón, miembro de la junta directiva de ASA y CEO de Bonsai Arquitectos, y Miguel Aguado, socio director de la consultora especializada en sostenibilidad B-Leaf. La moderación corrió a cargo del director de la revista Ciudad Sostenible, Carlos Martí.

José María G. Romojaro hizo hincapié en el aspecto económico. Concretamente, señaló que la construcción “es un sector ineficiente y con mucha incertidumbre respecto al futuro, una siniestralidad alta y una falta de mano de obra”. Este escenario, en su opinión, “contribuye claramente a introducir la industrialización”.  Y añadió: “apostamos por su extensión a todo el sector y nos parece que no puede haber construcción más sostenible que la industrializada”.

Por su parte, Miguel Ángel Díaz Camacho señaló que la rehabilitación, así como la necesidad de ofrecer mayor habitabilidad y de mejorar el acceso a la vivienda, son otros factores que estimulan el cambio de paradigma. “El parque que hay que rehabilitar en España es enorme y tenemos por delante un reto de gran dimensión que podemos afrontar mejor con la industrialización para viviendas nuevas”. También subrayó que este modelo “será clave para conseguir la neutralidad en carbono y a la vez conseguirá otros efectos de orden distinto como mejorar la calidad de la construcción, un tema pendiente en España”.

Descarbonización y resiliencia

Al hilo de la descarbonización, Eva Chacón recalcó que “la nueva arquitectura debe ser catalizadora del cambio y contribuir a la reducción de la huella de carbono, no solo en cuanto al ciclo de vida y los materiales, sino también con su capacidad de educar a los ciudadanos para que hagan lo propio en su estilo de vida”. En este sentido, José María G. Romojaro recordó que “no es suficiente construir de manera sostenible si luego los modos de vida de las personas que habitan los edificios no responden también a ese mismo patrón”.

Chacón destacó también la influencia que puede aportar la construcción industrializada a la resiliencia de las ciudades ya que, en los próximos años, además de las dinámicas intrínsecas de crecimiento urbano, “habrá que asumir muchos refugiados climáticos y la industrialización permitirá acelerar los tiempos de ejecución de las obras”.

Miguel Aguado afirmó que el momento del cambio de paradigma es ahora y que para culminar este proceso hace falta “pasar de las intervenciones a pequeña escala a la entrada de empresas fuertes en industrialización que entren en sintonía con una nueva sensibilidad emergente más exigente en cuestiones ambientales y de salud”.

Algunos obstáculos

Aunque la construcción tienda hacia el nuevo modelo industrializado, ello no significa que no existan todavía algunos obstáculos para este avance. Algunos de los que se citaron en el debate fueron la limitada calidad de la fuerza laboral en el sector, que debería mejorar pera llegar a los estándares de otros países europeos, y la falta de un parque industrial a nivel nacional que no permite en este momento proveer a las constructoras de manera suficiente.

Adicionalmente, se espera que el nuevo modelo fuerce una cierta adaptación de los profesionales de la arquitectura y los ingenieros a formas distintas de trabajar, si bien este aspecto podría ser visto más como una oportunidad que como un obstáculo.

La jornada on line también sirvió para citar los puntos clave del informe sobre los valores y ventajas ambientales de este modelo constructivo que, de hecho, daba nombre a la cita: ‘Vivienda industrializada sostenible’, realizado en 2019 por por Aedas Homes y B-Leaf. El resumen expositivo de este informe corrió a cargo de Miguel Aguado, autor del mismo, antes de comenzar la mesa de debate.

El documento ‘Vivienda industrializada sostenible’ presenta una buena síntesis del contexto de sostenibilidad actual con un repaso de las principales exigencias marcadas por los organismos internacionales y prosigue con una definición detallada de la construcción industrializada en contraste con la del modelo tradicional, una comparación que permite apreciar las ventajas de la primera frente a la segunda.

ACV y circularidad

En esta comparación se ponen de relieve aspectos como las diferencias en el consumo de materiales, de agua y de energía, y en la generación de residuos, así como también en todo aquello que hace referencia al propio proceso constructivo que, con la industrialización, aumenta su calidad, su seguridad y su productividad. En todo este enfoque, el Análisis de Ciclo de Vida y los principios de la circularidad en la economía juegan un papel fundamental.

Finalmente, la parte más llamativa del informe es el análisis de la conexión que se establece entre las características de la construcción industrializada y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. De los 17 ODS este modelo incide especialmente en 11 de ellos, con lo cual queda demostrado que su impacto va más allá de una mera ‘técnica’ o ‘método productivo’ y que su relación con la sostenibilidad a gran escala es un hecho.


Texto: Albert Punsola


 

Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email